jueves, 24 de septiembre de 2015

Familiares de Los Avispones consideran que aún no hay justicia en el Caso Iguala



Chilpancingo, Gro., septiembre 23 de 2015 (IRZA).- Familiares de jugadores y directivos del equipo de futbol "Los Avispones" consideraron que a un año de los hechos de Iguala, aún no hay justicia por la muerte del joven David Josué García Evangelista y el chofer del autobús, Víctor Manuel Lugo.

Como se recordará, durante los ataques en Iguala aquel 26 de septiembre resultaron muertos un jugador y el conductor de la unidad, mientras que varios jugadores resultaron heridos.

En una rueda de prensa ofrecida por los familiares y cuerpo técnico de este equipo de la Tercera División, exigieron una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto para que también a ellos les informe del desarrollo de las investigaciones y para plantearle su exigencia de castigo a todos los responsables del ataque.

"El gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto se debe hacer responsable por la salud, la integridad física, así como asegurar un mejor futuro para los jugadores que vivieron esa pesadilla", señalaron.

Indicaron que después de ese día - 26 de septiembre del 2014- “nada es igual”, ya que para los jugadores y sus familias ha sido difícil retomar el rumbo de sus vidas.

Plantearon también una audiencia con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para que se les informe el avance de las investigaciones realizadas, ya que a un año de los hechos se desconocen los avances del proceso judicial.

"Es necesario recordar que se perdieron dos vidas, primero la del joven David Josué, quien soñaba con ser jugador profesional, y la segunda del señor Víctor Manuel, un padre de familia que amaba su trabajo, que manejar el autobús con el cual se ganaba el pan de cada día de manera honrada, era su orgullo", señalaron.

Gustavo Castrejón Ramírez, padre de uno de los jugadores que vivió la tragedia de Iguala, afirmó que en noviembre del 2014, el gobernador interino Rogelio Ortega estuvo en un partido de futbol del equipo y les entregó uniformes y un autobús, además de que les prometió que se constituiría un fideicomiso.

En el caso del autobús para el traslado de los jugadores a jugar sus partidos fuera del estado, se encuentra en malas condiciones.

"Es un autobús lento. Por ejemplo, si vamos a Morelos a jugar un partido, en vez de hacernos tres horas de viaje, nos hacemos cinco horas", externó.

Indicó que Ortega les prometió que les cambiaría el autobús, pero hasta el momento sólo ha quedado en una promesa, al igual que la integración del fideicomiso.

Solicitaron por último tanto al gobierno estatal como al federal la reparación del daño. 

1 comentario:

  1. El derecho al debido proceso es lo que han reclamado y han existido grandes errores; por omisión o por desconocimiento, ellos tienen derecho a que se les retribuya.

    ResponderEliminar